16 enero, 2019

Emprendimiento con tecnología: Coworking

POR Adivor

Coworking es una práctica que ayuda a potenciar al emprendimiento, comenzando por lo obvio, esta palabra es un término elegante para definir la palabra “co-trabajo” o “trabajo colaborativo”. Sin embargo, lo que hace la diferencia ahora se encuentra en el uso de la tecnología y todas sus herramientas para poder llevar a cabo tareas sin la necesidad de estar todo el tiempo en la oficina (después de todo estamos en la era millenial, donde fluye tanto la tecnología como la innovación). De hecho, la característica más importante del coworking como emprendimiento es que es una poderosa herramienta de la tecnología que permite compartir tanto espacios físicos como virtuales de manera organizada entre un grupo de profesionales de diferentes ramas.

La base de toda esta innovación en tecnología se encuentra principalmente en su comunidad, en su trabajo en equipo. Básicamente significa que, aunque no todos participan de manera directa en todas las actividades o iniciativas, existe una persona o grupo de colaboradores (llamados community builders) que se encargar de gestionar, organizar y monitorear las actividades del grupo, para que el emprendimiento vaya por buen camino.

Lee más: Tecnología que revoluciona el marketing

¿Cómo trabaja esta tecnología?

Los principios básicos para que esta tecnología funcione se centran en el hecho de ceder espacio a un profesional o grupo de profesionales para ellos puedan llevar a cabo las actividades. El trabajo en equipo puede hacer maravillas y llevarte a la cima. Y cuando se habla de espacio, puede ser físico (tener una oficina para realizar las tareas del emprendimiento) o virtual, es decir, usar tecnología que permite laborar vía remota con la misma eficiencia que en un centro de trabajo, pero sin las presiones.

No te olvides que el coworkinges una actividad grupal (a veces de varios subgrupos) y, para que sea exitosa en tu emprendimiento, es necesario lograr que todos los miembros encajen y se coordinen. No está de más comentar que se requieren algunas normas dentro del equipo, para la convivencia y que su trabajo sea orientado al éxito de tu emprendimiento.

Algunos aspectos que debemos considerar son:

Zonas comunes en donde los coworkers (colaboradores) puedan socializar y romper la tensión (por ejemplo, un comedor o una cafetería.)

Recuerda siempre que el gestor del espacio es el nexo más importante de los colaboradores y la organización.

Los colaboradores deben tener libre acceso al espacio de trabajo.

En todo momento deben existir las iniciativas y elementos dinámicos que generen ideas y propuestas, orientadas al éxito del emprendimiento.

Las mejoras propuestas deben ser ejecutadas con rapidez y eficiencia.

Con el coworking romperemos la soledad de trabajar por nuestra cuenta, al estar acompañado de otros profesionales, con la misma inquietud que nosotros: que el emprendimiento culmine en éxito.