15 octubre, 2013

EN TRES AÑOS, ADIVOR APOYÓ 129 PROYECTOS PRODUCTIVOS

POR Adivor

En tres años, de 2010 a la fecha, el consorcio Adivor-Logismic-Ineriva –Empresa Socialmente Responsable (ESR)- ha brindado apoyos por medio de la Fundación Kiva a 129 proyectos productivos de carácter social en beneficio de decenas de personas que viven en condiciones de pobreza y que requieren de un financiamiento.

Los apoyos consisten en el depósito de diversas aportaciones económicas, que luego son devueltas por los beneficiarios, cuando logran que sus negocios funcionen y obtienen ganancias.

En 2010 inició sus aportaciones en beneficio de dos agrupaciones, en  2011 Adivor contribuyó en beneficio de 267 proyectos, luego en 2012 apoyó a otros 58 -más del doble que los del año anterior-, y en lo que va del año ya ha aportado recursos para otros 45 que así lo han requerido.

Entre los proyectos apoyados recientemente figuran los siguientes:

1. Las Princesas

Es un grupo que encabeza Sixta, es una mujer casada con dos  2 hijos, de 8 y 4 años de edad. Ella tiene una tienda de abarrotes en donde también vende tamales, el crédito la ayudará a surtir su tienda con artículos diversos como frituras, golosinas, refrescos y galletas.

Sixta quiere que su negocio crezca y quiere ver  su tienda muy bien surtida y más grande.

Del préstamo que se les hizo llevan el 68% pagado.

2. El pocito

Esta grupo está a cargo de Angelina, de 51 años de edad, quien es una señora amable y muy trabajadora que vive en la localidad de Dongu. Denominaron a su grupo así porque cerca de su casa hay un pozo de agua que abastece la comunidad. La mujer se dedica al cultivo de aguacate, chiles manzanos, duraznos y zarzamoras que cultiva y cosecha en dos terrenos enormes.

Su esposo es apicultor y en los terrenos donde tiene sus árboles tienen sus bastidores donde las abejas hacen sus colmenares para producir la miel. Angelina requiere un crédito para la compra de fertilizantes y abonos orgánicos para mejorar la producción de sus árboles ya que tienen que estar en buenas condiciones para que también sus «abejitas», como les dice ella, estén en buenas condiciones. El fruto que saca de los arboles va a la central de abastos de la población de Zitácuaro a venderlos por cubetas porque así le gana un poco más.

El sueño de doña Angelina es poner un puesto estable en la central de abastos para vender a diario frutas y legumbres de temporada.

Han pagado el 60% del dinero prestado.

3. José Luis

Tiene 43 años de edad, es casado y tiene una hija. Es artesano y se dedica a la fabricación de figuras de yeso, aluminio y pasta. De sus manos surgen mariposas, girasoles, ángeles, porta retratos y macetas, entre otras cosas, productos que vende en los mercados rodantes o casa por casa. Aprendió este oficio de su abuelo con quien trabajó desde muy pequeño.  Al morir su abuelo se hizo cargo del taller ya que las figuras que fabricaba tenían mucha demanda, y los clientes lo seguían buscando.

José Luis solicita el crédito para surtirse de materia prima ya que tiene pedidos grandes y no cuenta con el capital necesario para responder a la demanda.

José Luis sueña en llegar a tener un taller grande fuera de su domicilio y con varios ayudantes con capacidades diferentes ya que ellos no tienen oportunidad de que se les de empleo y el desea ayudarlos ya que tiene familia con estas características.