errores en estrategia en redes sociales
21 marzo, 2013

3 Errores que no debes cometer en tu Estrategia en Redes Sociales

POR Adivor

La estrategia en redes sociales no es una ciencia compleja sin embargo, no es precisamente una tarea sencilla. Principalmente porque se trata de entidades en constante evolución y quizás hasta en un proceso de metamorfosis. Aunque, tomando en cuenta los errores comunes en una estrategia de redes sociales, tus resultados serán satisfactorios y cada vez mejores.

 Tres importantes errores que debes evitar cometer al desarrollar tu estrategia en redes sociales:

1. Ignorar a tus seguidores

Sin importar el medio por el cual pretendas interactuar, una página de Facebook, una cuenta en Google Plus, Twitter, etc. Simplemente no es posible que permanezcas sentado con la esperanza de que la gente comience a notarte. Ni siquiera es posible que después de publicar algún buen contenido pretendas que eso sea todo el trabajo que se requiere para que comiences a hacerte notar. La estrategia en redes sociales se trata de interactuar con tus seguidores.

Llevar este práctica a cabo es más simple en Facebook y en Google Plus, puesto que tan sólo necesitas mantener activa tu estrategia con contenido interesante y asegurarte de interactuar a partir de ese momento. Cualquier mensaje o comentario en respuesta a lo que coloques debes tomarlos muy en cuenta.

En cuanto a Twitter y blogs, la única opción es la interactividad y permanecer muy alerta de los líderes en tu nicho y responder o republicar su contenido.

 2. Define qué red social usar y úsala a diario

 Todos intentan sobresalir, pero se debe hacer de la manera correcta cuando se trata de una estrategia en redes sociales.

Colocar contenido nuevo constantemente, tratando de captar la atención de tus  seguidores en las redes sociales, en ciertos casos podría parecer una práctica de spam, sin embargo, mientras el contenido colocado sea interesante y creativo, lejos de ahuyentar a tus seguidores, atraerá a muchos más. Hay muchas estrategias de publicidad que se enfocan a colocar contenido nuevo en las redes sociales diariamente, o varias veces al día, y los resultados son muy favorables, así que si a otros les funciona, ¿por qué no intentarlo tú mismo? Sé constante.

Por otro lado, debes decidir qué es importante y qué no lo es. En las redes sociales en constante evolución y crecimiento, día a día hay nuevas oportunidades, nuevas características y diversas opciones por intentar. Pero si quieres sobresalir, debes ser excepcional. Elige la plataforma que más te convenga con respecto a dónde se encuentran tus clientes predominantemente y qué tipo de contenido es el que más te retribuirá.

Si lo importante en tu estrategia es el contenido escrito, entonces redactar contenido interesante para blogs y desarrollar una buena estrategia de mercadeo por e-mail es vital. Tal vez, en ese caso, Pinterest no te beneficie lo suficiente. Y ya que el contenido escrito es tu fortaleza, dependes mucho de una estrategia SEO efectiva.

 3. No ser versátil

 Este punto no sólo aplica para la estrategia en redes sociales, realmente es efectiva y fundamental en cualquier tipo de estrategia de publicidad.

Tal vez lo que obtienes y lo que eres dentro de tu nicho es aceptable y te sientes conforme, pero permanecer allí dentro nunca te hará sobresalir, ni crecer. Si tú quieres dar ese paso que te separe de ese grupo homogéneo, tienes que intentar algo distinto en tu estrategia.

¿Cómo hacerlo de manera segura? Observando no a la competencia sino a aquellos negocios que vendan productos o servicios distintos al tuyo pero que compartan algún rasgo en común, buscar algo en ellos que puedas aplicar a tu estrategia. ¿Vendes un novedoso alimento para perros que en vez de carnes se compone de soya y partes de verduras que no se utilizan en la industria de la alimentación? Parece un producto muy natural y amigable con el ambiente, ¿por qué no observar qué hace en cuanto a publicidad el sector del yoga? Quizás sus consumidores puedan identificar algo atractivo en tu producto, pues tiene características que les interesa. Si tienes al menos tres opciones y una de ellas te funciona, sin duda alguna será suficiente para distinguirte en tu sector.