Cinco años de Twitter: ¿Y mis cincuenta mil pesos?

0

La Red Social cumple un lustro repleta de problemas

Todos conocemos a Twitter. Pocos entienden su correcto uso. Muchos lo utilizan para informar al mundo de sus actividades. Otros para informarse. Otros más para leer noticias. Pero la realidad es que todos lo conocen. Es difícil pensar que esta red social cumplirá un lustro de aparecer en Internet. Y es más difícil aún pensar que se programó en poco más de una semana.

¿Podría ser esto un tesoro para los creadores de Twitter? Cinco años después, una gran idea reflejada en un sitio web aún no rinde los beneficios económicos que un estandarte de la información como su red social debería tener.

La razón es simple. La herramienta es vista como un método de información; a pesar, claro, de que el usuario por la mayor parte lo ve como un sistema unilateral. Muchas personas entienden que Twitter es un medio de entretenimiento pero en realidad esta zona convergente de usuarios no es el target del sistema monetario futuro del sitio. Tampoco lo son los usuarios empresariales. La clave está en otro lugar.

En Internet, existen unas personas que se denominan “líderes de opinión.” Su función es simple: orientar el pensamiento de las masas. Y esto es muy fácil de lograr. No tienen que ser las personas más cultas ni las más informadas. Tampoco tener una amplia influencia en el público. Simplemente, tienen que saber de qué hablar. Y ahí es dónde está el dinero para Twitter.

Un lustro después de su fundación, a pesar de tener numerosos programas de ingresos potenciales ligados a sus servicios, Twitter no ha tenido una entrada sustentable de dinero que se despegue de las inversiones que se hacen en el sitio. Es decir, la plataforma no ha encontrado aún su utilidad en el usuario común, que no se adentra en la función del sitio.

A pesar de tener un valor estimado en nueve billones de dólares y de tener un millón de tweet semanales, el apoyo de los “tweet patrocinados” y los trending topics promovidos no es suficiente para mantener el engranaje de la red social. Es más fuerte el problema: la mayoría de las empresas que utilizan Twitter para comunicarse con sus clientes hacen su propio modelo económico; o sea, ignoran las posibilidades que existen dentro de la misma página.

Pero hay esperanza: la oleada de líderes de opinión, un sector de la población que puede influir la forma de pensar de las masas, es la solución al problema económico de Twitter. Estas personas se dedican a promover productos, incluso dentro de sus propias cuentas, con el patrocinio externo de compañías. La clave: los usuarios no saben que están recibiendo publicidad. El problema mayor de Twitter en lo que a publicidad respecta es que es muy obvio cuando el sitio te quiere vender o promover algo.

Si una empresa común y corriente puede tener un millón de followers y lograr utilizar un MKT que sea agradable para sus clientes, Twitter también puede. Crear un modelo de negocios que no sea aparente para el usuario que mencionamos, ese usuario común que no tiene que saber el funcionamiento de una plataforma de anuncios, es la clave para lograr sacar un poco de dinero (o tal vez mucho) de un invento que, a cinco años de ser creado, no deja de informarnos; no solo eso, sino guiar nuestra opinión.

Related Posts

Leave a Reply

Abrir chat
Hola 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?