¿Cómo mejorar el proceso de venta online? – [Embudo de ventas]

2

El proceso de venta online es una herramienta indispensable para hacer crecer tu negocio, te contaremos los aspectos más importantes que debes conocer para mejorar tu estrategia de ventas digital.

Para empezar, es esencial que entiendas que el desarrollo de una venta (en tu tienda física o en línea), se divide en diferentes etapas. A eso se le conoce como el ‘Embudo de ventas’ o ‘Funnel de ventas’

¿Qué es el embudo de ventas?

El embudo de ventas es un concepto de marketing que hace referencia a todo el trayecto que hacen tus clientes antes de concretar la venta, es decir, desde que se dan cuenta que tienen una necesidad o deseo que satisfacer hasta que hacen la compra. 

Se le llama embudo porque la cantidad de clientes potenciales va disminuyendo conforme avanzan en el trayecto de compra: no todos los que se interesan en nuestros productos o servicios van a terminar comprando.

Entender esta idea y saber en qué etapa se encuentran tus clientes es esencial para que implementen las acciones de marketing digital adecuadas para cada fase.

En la web encontrarás diferentes versiones del embudo, unos con más niveles y otros más simples. Es crucial que entiendas estas cuatro etapas: atracción, interacción, conversión y fidelización.

Pirámide invertida que explica el embudo de ventas. Muestra 4 etapas: atracción, interacción, conversión y fidelización.
Embudo de ventas digital Adivor.

Etapa 1: Atracción

En esta primera etapa del proceso de venta online, el usuario se da cuenta que tiene una necesidad o deseo que satisfacer, y busca posibles soluciones para su problema. 

Aquí el cliente tiene el primer acercamiento con tus productos o servicios, pero no está preparado para comprarlos. Le interesa saber de qué se trata y si pueden ayudarle a solucionar sus necesidades.

El cliente no está listo para comprar tus productos o servicios todavía, deberás generar contenido atractivo y responder, de una manera muy general, las necesidades de tus clientes.

Etapa 2: Interacción

En esta fase el usuario ya sabe qué es lo que quiere y está evaluando las diferentes opciones que le ofrece el mercado. 

Aquí tu prioridad es empezar a forjar una relación con esos usuarios para que se transformen en un lead.

El cliente pone más atención a tu mensaje en esta etapa, debes aprovechar ese interés para generar contenido más especializado que ayude al consumidor a resolver sus dudas antes de adquirir tu producto o servicio.

Etapa 3: Conversión

Después de pasar por las dos etapas anteriores, el consumidor finalmente está convencido de que tu empresa es la mejor opción para satisfacer sus necesidades y pasa a hacer la compra.

En esta fase es importante que el consumidor tenga una experiencia de compra cómoda y fácil, sin tiempos de espera o procesos excesivamente largos. Recuerda que el cliente puede abandonar la compra en cualquier momento.

Pero alto, el proceso todavía no ha terminado.

Etapa 4: Fidelización

La última etapa es la más importante. Debes enfocarte en lograr retener a esos nuevos usuarios

Imagínate a un cliente tan contento y satisfecho con tu producto que te sigue comprando, y además, le cuenta a todos sus amigos sobre su gran experiencia con tu marca. 

Suena bien, ¿no?

Pues esa debe ser tu meta: hacer que tus clientes se sientan felices y orgullosos por comprar tu marca.

Los programas de lealtad, regalar algún incentivo a los clientes que te compran habitualmente o una suscripción mensual a un servicio premium de tu marca son algunos ejemplos.

El 72% de los directores de Marketing creen que la retención de clientes es más rentable que la atracción de nuevos.

Barómetro de Fidelización IE UNIVERSITY-InLoyalty 2018.

Conoce a tu cliente

Por último, ten en cuenta que no todos los consumidores son iguales.

Para que una estrategia de marketing sea eficaz, las acciones deberán ser adaptadas al perfil ideal de tu cliente.

Conocer a quién le estás vendiendo te ayudará a planear y ejecutar las estrategias de una manera más efectiva. 

Existe una herramienta que te ayudará a definir a ese cliente ideal: el Buyer Persona.

Es la representación semificticia de tus consumidores y facilita la preparación de estrategias de comunicación de tu marca. 

Simple. Si sabes a quién le hablas, puedes saber cómo puedes dirigir tu mensaje.

Conocer a tu cliente, y saber en qué etapa del proceso de venta se encuentra, te abrirá las puertas para darle el mensaje correcto en el momento adecuado.

Después de 13 años como agencia de marketing digital, en Adivor, hemos aprendido que, para lograr resultados efectivos, se requiere un plan de acción que se adapte a las necesidades de tu empresa.

Una solución creativa y estratégica, eventualmente te llevará a buenos resultados.

Related Posts

5 Responses

Leave a Reply

Abrir chat
Hola 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?